Te has roto y sigues siendo una pieza entera.

Te has roto y sigues siendo una pieza entera. Irónico,¿verdad? Eso me dijo alguien un día. Lo que no sabía esa persona es que hay grietas que están, que perduran con el tiempo, aunque no se vean. Como un edificio que está a punto de derrumbarse aunque los que estén viviendo dentro no lo sepan. Así es como estuve viviendo […]

Preocupémonos más por nosotros, y menos por el resto.

Hola, bonitos. Bueno, como ya comenté, quiero enfocar la página hacia distintas cosas. Hoy os traigo mi humilde opinión acerca del “odio” que se genera en las redes sociales, en concreto hablaré de Instagram, que es la que más uso, aunque como también comenté me pondré las pilas con twitter, facebook… En primer lugar, muchos me diréis, deja de gastar […]

ÉL.

Nunca he hablado de él, pero hoy voy a hacerlo. Él era el epicentro de todos los terremotos que tambaleaban mis sueños pero aun así yo quería cumplirlos todos a su lado. Era mi rincón favorito de Madrid y eso que no salíamos de mi cama. Era los- no te vayas- que nunca me atreví a decir en las despedidas. […]

~ Todas las despedidas deberían empezar con un adiós, y acabar con unos ojos sonriendo, y no al revés. Me he ganado tantas veces el papel de la chica que se gira al final de la peli y todo acaba bien, que no quiero más premios a la idiota que se queda sin él. Hemos girado de más el twist […]

Sobrevivir es mucho verbo para mí.

Quédate con quien haga primavera en pétalos que no llegaron a flor, que deshojar la piel, tras hibernar tres inviernos, lo hace cualquiera. Quédate con quien no te tale en dos y te use como madera para la buena suerte, y por rayos y ciento de ella, no supe cómo ser mitad en un mundo a iguales.   He sobrevivido […]

Tengo.

Tengo una ciudad construida en mis labios a prueba de ruinas.Un camino de lunares con todos los planetas en órbita. Un puñado de vidas que regalar porque prefiero a alguien por quien morir. Tengo encerrados a los miedos que te perdieron y en libertad condicional las ganas que nunca quisieron despedirte. Mil caricias perdidas a tu nombre y una sonrisa […]

Yo era su guerra, él, mi paz mundial, y un día, sin saber por qué, el Caos vino para quedarse. La última vez que atardecí en sus labios fue la primera vez que amanecí sin él. Su sonrisa siempre fue la mejor almohada en la que quedarse dormida. Y sus manos, las mejores sábanas en las que quedarse entrelazada. Y […]

Ir a la barra de herramientas