~ Todas las despedidas deberían empezar con un adiós, y acabar con unos ojos sonriendo, y no al revés. Me he ganado tantas veces el papel de la chica que se gira al final de la peli y todo acaba bien, que no quiero más premios a la idiota que se queda sin él. Hemos girado de más el twist […]

Sobrevivir es mucho verbo para mí.

Quédate con quien haga primavera en pétalos que no llegaron a flor, que deshojar la piel, tras hibernar tres inviernos, lo hace cualquiera. Quédate con quien no te tale en dos y te use como madera para la buena suerte, y por rayos y ciento de ella, no supe cómo ser mitad en un mundo a iguales.   He sobrevivido […]

Tengo.

Tengo una ciudad construida en mis labios a prueba de ruinas.Un camino de lunares con todos los planetas en órbita. Un puñado de vidas que regalar porque prefiero a alguien por quien morir. Tengo encerrados a los miedos que te perdieron y en libertad condicional las ganas que nunca quisieron despedirte. Mil caricias perdidas a tu nombre y una sonrisa […]

Yo era su guerra, él, mi paz mundial, y un día, sin saber por qué, el Caos vino para quedarse. La última vez que atardecí en sus labios fue la primera vez que amanecí sin él. Su sonrisa siempre fue la mejor almohada en la que quedarse dormida. Y sus manos, las mejores sábanas en las que quedarse entrelazada. Y […]

Del verbo ser en pasado.-

Parece que tu tiempo ya no encarrila por mis cuerdas. Ni tu sonrisa persigue a mis motivos. Ni tus manos me piden -una vez más- Has elegido un atardecer con mejores colores que los que desprenden mis pupilas. Otros labios en los que renacer después de chocar contra mis precipicios. Yo era tu guerra y tú, mi paz mundial. Eras […]

Te prometo que hay magia en hechizos rotos. Que hay luz en noches a oscuras contigo. Que hay vida al morir en tu boca. Que hay heridas abiertas en todas mis cicatrices. Que hay indiferencia en cada uno de mis celos. Que hay atardeceres mejores que aquellos en los que el sol se esconde. Que hay rabia en cada una […]

Viájame.-

Viájame, que yo pienso dar la vuelta al mundo desde tu sonrisa. Escalar la cima de tus labios y saltar a la playa escondida entre tus precipicios. Deshacerme entre tus manos como arena que baila. Perderme en cada uno de tus oasis y morirme de sed, porque tu boca siempre me pareció suficiente para vivir.-

Que cuando puedo, aunque no lo creas, me da por nadar en tus océanos, inundarme en ellos, y por qué no, quedarme sumergida el resto de mi vida. Que he visto tantos muros derrumbarse ahí fuera, que no tengo mejor lugar en el que refugiarme. Que aunque no lo creas, saltar desde tus precipicios y tus pestañas siempre me encantó, […]

Nunca fui capaz de decirte todos los atardeceres que fueron por ti. Nunca. Quizá amanecerías en otra sonrisa con colores con mejor magia que los de mis precipicios y sus pestañas. Que creo que me he terminado por ahogar en tu mar de dudas. Recuerdo cuando empecé a sumergirme por primera vez, como si mereciera la pena calarse de su […]

Ir a la barra de herramientas