Preocupémonos más por nosotros, y menos por el resto.

Hola, bonitos.
Bueno, como ya comenté, quiero enfocar la página hacia distintas cosas.
Hoy os traigo mi humilde opinión acerca del “odio” que se genera en las redes sociales, en concreto hablaré de Instagram, que es la que más uso, aunque como también comenté me pondré las pilas con twitter, facebook…

En primer lugar, muchos me diréis, deja de gastar el tiempo en eso, dedica el tiempo a escribir otras cosas etc. Sí, lo sé, pero ,quizá, alguien que lea esto consiga abrir los ojos y deje de comportarse así. Y sí, me diréis, pero es que haters va a haber siempre. Sí, también lo sé, pero dentro de eso quería comentar otros aspectos más adelante.

Dicho esto, yo, al abrirme una cuenta de Instagram de cara al público, sé perfectamente a lo que me expongo, a críticas. Sé que lo que hago no va a gustar a todo el mundo, y ,en parte, me gusta que sea así, porque sino qué aburrido sería todo, ¿no? Pero como siempre he dicho, si se va a criticar, que sea con fundamento, de manera constructiva. Porque una cosa es criticar algo que no te gusta, y otra es hacer comentarios solo por hacer daño.

A lo largo de mi trayectoria en Instagram, he recibido comentarios buenos, no tan buenos pero constructivos, y luego están los que son solo por hacer daño, mi pregunta es ¿qué se consigue con eso? ¿sentirse mejor persona? Nunca entenderé eso. En mi vida he ido a otro perfil y he faltado al respeto con ninguno de mis comentarios, porque sinceramente creo que cada uno tiene su vida y cada persona es libre de hacer lo que quiera con ella.

-Es que tiene 90k y mira qué mal escribe.
Bueno, pues habrá gente a la que le guste y tú tendrás que respetarlo aunque no lo compartas.

Hace un tiempo recibí un comentario en una de mis publicaciones:
-¿Tú crees que si estuvieras gorda la gente te comentaría todo lo que te comenta?

Lo primero que pensé fue: ¿por qué siempre caemos en el mismo error? Demos la oportunidad a todo el mundo, a todo tipo de personas para cumplir su sueño. Bajitos, altos, más delgados, menos delgados. No metamos a todas las personas en el mismo saco, sin saber primero lo que hay dentro.

Preocupémonos más por nosotros, y menos por el resto.

Y dicho esto, que tengáis un feliz día.

Gracias siempre.

6 thoughts on “Preocupémonos más por nosotros, y menos por el resto.

  1. Holaaaaaa sue!! Soy tu fan número de insta tu acosadora a toda costa, me encanta todo lo que tenga ver contigo haces que mi día a día y el de mucha gente sean increíbles porque leyéndote nos cambia el día, el humor y hasta incluso eres capaz de robarnos sonrisas sin estar presente, eso muy grande no lo olvides nunca, después de decirte esto, voy con tu texto, estoy totalmente de acuerdo contigo, mi ciudad es muy pequeña, la gente es muy cotilla y necesitan una vida a parte de la suya para sentirse mejor, aquí nosotros pensamos que, si te critican para hacerte daño, es porque no se pueden aguantar de la envidia que tienen, así que.. Que se jodan y nadie borre esa sonrisa tan preciosa 😍😍😍😍😍♥️

  2. Hola!
    Estoy completamente de acuerdo con lo que has dicho. A veces parece que la gente no tiene vida propia, y que su única manera de sentirse bien consigo mismos es haciendo sentir mal a los demás.
    Personalmente, creo que es muy bonito comentar las entradas y decir si estás de acuerdo o no… (siempre con respeto) y todo eso, pero en muchas ocasiones la gente intolerante o irrespetuosa lo estropea. Una pena.
    Pd: acabo de descubrir tu blog y me ha encantado, así que me quedo por aquí 😉

    Un saludo

  3. Hola
    Desde new York te leo y me encanta todo lo que escribes y como te expresas. Es mejor no hacer caso a cosas negativas como esas aunque entiendo que es un poco incómodo porque en cierta manera nos incomoda que anden unos que otros tratando de querer jodernos la vida. Pero te digo algo que te valga madre lo que piensen besos guapa. Ha y te sigo por instagram 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *